POLÍTICA DE COOKIES

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios.
Puedes aceptar todas las Cookies pulsando el botón “ACEPTAR”.
Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Política de Cookies
Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


PRÓTESIS TOTAL DE CADERA MITTELMEIER (MARK III): 20 AÑOS DESPUÉS

Autores:

BEATRIZ SAHÚN MAIRAL, ERIC CAMPRUBÍ GARCIA, DANIEL RODRIGUEZ PEREZ, ANTONIO COSCUJUELA MAÑA, JOSE LUIS AGULLO FERRE

Categoría:

Cadera

Introduccion:

Las prótesis totales de cadera (PTC) no cementadas Mittelmeier fueron muy populares en los años 70-90. Habitualmente, consistían en un cotilo troncocónico de cerámica, una cabeza de cerámica y un vástago de metal. Dada la inestabilidad de los primeros vástagos (Mark I), se añadieron surcos, un collar (Mark II) y un recubrimiento poroso en la superficie (Mark III).

Objetivos:

El objetivo del estudio es observar los resultados a largo plazo de los vástagos Mark III.

Material y metodología:

Se analizaron retrospectivamente todas las PTC implantadas en nuestro hospital en menores de 70 años durante la década 1990-1999, recogiendo los siguientes datos de pacientes con vástagos Mark III: diagnóstico para indicar la PTC, tipo de cotilo y par de fricción y, osteolisis en las radiografías de seguimiento. Se evaluó el resultado clínico con la escala MDA y se hizo el análisis estadístico con el programa SPSS.

Resultados:

De los 403 pacientes revisados, 73 eran portadores de vástagos Mark III (28 mujeres y 48 hombres) implantados a los 49,3±9,9 años de edad y con un seguimiento de 18,8±6,3 años. La coxartrosis (35,6%) y la osteonecrosis (27,4%) fueron los diagnósticos más frecuentes. La mayoría de los cotilos eran roscados (64%) y predominaba el par de fricción polietileno-cerámica (58,9%). Los resultados clínicos fueron excelentes en un 83.8%, buenos en un 14.7% y regulares en un 1.5%. De las 73 PTC, se revisaron 5 vástagos (2 rupturas, 1 aflojamiento aséptico, 1 infección y 1 reacción a cuerpo extraño) y 11 cotilos. La presencia de osteolisis fue el único parámetro que mostró una asociación significativa con el hecho de requerir un recambio de vástago (p<0,01) o de cotilo (p=0,01). No se encontraron asociaciones significativas ni del resultado clínico ni del seguimiento con el resto de parámetros.

Conclusiones:

- Los vástagos Mittelmeier Mark III tienen resultados clínicos excelentes a largo plazo que no parecen influenciados por el tipo de cotilo o par de fricción ni por el diagnóstico. - En nuestra serie de casos solo el 6,8% de los vástagos Mark III requirió la revisión con un seguimiento medio de casi 20 años.